La causa del conflicto

Cuando vemos una lucha, los combatientes están tan totalmente a la vista que raramente buscamos al instigador real de la lucha. Se requirió un tercer partido para causarla.

Después de una guerra, el hombre busca a veces el tercer partido que la provocó. Podría mirar con igual facilidad antes de que empezara la guerra.

Hay un extraño fenómeno que los abogados conocen bien. Cuando dos contendientes descubren inesperadamente a un tercero que ha estado incitando en privado a cada uno a pelear, los contendientes se unen y luego evitan al tercer partido. Hay una prueba a la inversa que tiende a probar esta situación, que los abogados también conocen bien. Se requiere un tercer partido, un abogado, árbitro o juez, para arreglar una disputa. Estos son muy visibles. Bueno, ¡aparentemente se necesita un tercer partido oculto para empezar una disputa en primer lugar!

Los agitadores, los que se dedican a propagar rumores, los chismosos, la gente así, son el tercer partido en las disputas. A gran escala, tienen patrones no detectados que los ponen a trabajar. A pequeña escala, son simplemente creadores de problemas que odian la vida ellos mismos. En definitiva, dos NO hacen una disputa. Se necesita un tercero oculto.

Página Principal Página 0 Página 1 Página 2 Página 3 Página 4 Página 5 Página 6

Test de la Personalidad Contactos Más Información Acerca de L. Ronald Hubbard Librería Página Principal

   © 2001-2004 Iglesia de Scientology Internacional. Todos los derechos reservados.
   Para información sobre marcas registradas - La Filosofía Religiosa Aplicada de Scientology